Storytelling: cuéntame una historia

Storytelling: cuéntame una historia

Ayer tuve el placer de participar como ponente en Actitud Social 2015 en Marbella junto a profesionales como Andy García, Segundo Gálvez, Clara Ávila o José Gómez-Zorrilla entre otros. Me pidieron que hablase de Storytelling, de por qué las historias son importantes para las marcas, y debo decir, que algunas de las preguntas que me hicieron después de la charla fueron muy interesantes porque plantean temas que a menudo se nos escapan cuando nos preparamos para una presentación.

Os hago un pequeño resumen con lo que yo personalmente destacaría:

  • Si una pyme o pequeño negocio no pueden hacer un vídeo o una infografía, o cualquier otro material multimedia, si no tienen más medios, ¿pueden contar su historia? Y claro que sí, tu web también cuenta tu historia, lo que publicas y cómo lo haces, cuenta tu historia, lo que compartes, lo que dices y a quién se lo dices, cada cosa que publicamos, cuenta una historia. A lo mejor, debemos dejar de pensar en publicar sólo ofertas y productos en nuestros medios sociales, y hay que coger un smartphone o una cámara de vídeo casera, y hablar con pasión de nuestra historia. A lo mejor, tenemos que publicar en Facebook nuestro día a día o el de nuestros clientes, que seguro que comparten con nosotros un poquito de sus historias, y esas historias, se suman a la nuestra y la complementan. Por no poder grabar un vídeo con un montaje espectacular, no debemos pensar que no podemos contar nuestra historia: por pequeño que sea el negocio, siempre hay una verdad, una pasión, una historia, que seguramente merece la pena ser compartida y escuchada.
  • Nunca debemos olvidar que las historias tienen que ser ciertas, porque tienen que ser el reflejo de lo que nos mueve a hacer lo que hacemos y cómo lo hacemos. Las historias no sólo te ayudan a conectar, sino que generan confianza y lazos con tus clientes. Así que, cuando cuentes tu historia, asegúrate de que es lo suficientemente interesante como para que fuese algo que contarías a tus amigos en tomando un café, asegúrate de que a ti te apasiona contarla, porque si tú no sientes esa pasión, ¿por qué va a interesar a otra persona?
  • Las historias humanizan a las marcas. Las empresas siempre son percibidas como entidades desprovistas de emociones, son maquinarias de producción, de ventas, etc, parece que sólo el dinero mueve a quienes están detrás de grandes o pequeños proyectos: la historia de tu empresa, de tu negocio o pyme, va mucho más allá, porque para emprender, hace falta mucha pasión, y esa pasión está dentro de tu historia, y conecta con los usuarios.
  • Las personas se vinculan y emocionan con otras personas, no con empresas.
  • No existen historias pequeñas de proyectos pequeños y grandes historias de grandes proyectos, sólo existen mil historias diferentes, unas grandes, otras pequeñas, unas mejor contadas, otras no tanto, cuenta la tuya sin temer los detalles, porque en los detalles es donde estás tú.
  • Enamorar a un usuario es complicado, hay una sobreexposición a la información y a los impactos que nos da muy poco margen de tiempo y de maniobra para captar su atención. ¿Qué vas a hacer con ese tiempo? Sé honesto, aporta valor, y haz que el usuario conecte contigo, con lo que haces y con cómo lo haces.
  • Los hombres y las mujeres sentimos y pensamos de forma muy diferente, ya lo sabemos, pero nos emocionamos de igual modo, aunque no ante los mismos estímulos. Hay historias que llegan a todos por igual, pero hay otras cuyo mensaje cala de forma más rápida en uno u otro sexo: tenlo en cuenta cuando elijas cómo y a quién contar tu historia
  • Tu mensaje y tu historia tienen que ser coherentes con tus objetivos, con tu filosofía. Plantea objetivos de negocio, sociales, de reputación, de marca, para poder medir la capacidad de tus estrategia y de tu historia para conseguir engagement en los usuarios.
  • Cada medio, cada canal, tiene su propia idiosincrasia, y por ende, es una forma diferente de comunicar: igual que no se comunica igual en la radio que en la prensa o la televisión, no se hace en Linkedin, que en Twitter que en Instagram o Facebook.
  • Y recuerda, haz que tu cliente no escoja sólo tu producto, haz que te escoja a TI.

Surgieron muchos otros temas interesantes, pero creo que aquí os dejo un resumen aceptable de lo que dio de sí mi charlita. Y no olvides que…

 

Artículos relacionados: 

Qué es Storytelling: el arte de contar historias en marketing

¿Qué es “contenido de valor” en los Social Media?

Qué es y cómo se construye una estrategia social media

Marketing Digital vs. Social Media Marketing

Storytelling: ésta, es mi historia

 

Si te ha parecido interesante el contenido puedes compartirlo en los Social Media, y si quieres postear este artículo en tu blog o website, contacta primero a la autora para evitar conflictos con el copyright.

 

 

 

About the author

Dolores Vela administrator

Social Media Strategist, Comunicación 2.0 y Marketing Online.

Deja un comentario

Para comentar, completa * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.