3 conceptos que debemos redefinir en educación

education 2.0

Los cambios administrativos siempre están a años luz de los sociales y tecnológicos, por lo que no es habitual encontrarnos con unas instituciones y educación anquilosada en normas obsoletas con currículums desfasados y sin sentido en la nueva sociedad del presente, menos aún si miramos al futuro. No es complicado ver de un simple vistazo que las estructuras académicas y los programas y metodologías de enseñanza no tienen ningún sentido en nuestros días y suponen una total desconexión entre educación y estudiantes, entre formación y realidad social, entre necesidades prácticas de empleo y trabajo y cursos. Hay una brecha cada vez mayor entre estudiantes e instituciones que pone en serio peligro el futuro de nuestra sociedad: no hay que olvidar que uno de los principales pilares de una comunidad es la calidad de su enseñananza: en el tercer mundo un 60% de los jóvenes continúan con algún estadío de analfabetización, mientras que lo habitual en el primer mundo es que aquellos estudiantes que lo deseen puedan asistir a la universidad. Si no queremos perder ese privilegio y estatus de innovación y progreso, debemos aprender a cambiar las estructuras y traerlas de una vez al Siglo XXI. Es importante recordar que no sólo la metodología tiene que cambiar, sino la forma de entender la educación y las relaciones, porque aunque la tecnología sea el motor del cambio, éste va mucho más allá e implica también una revisión de las relacioines personales y de las estructuras sociales: los jóvenes se relacionan de forma diferente, son más abiertos y están más dispuestos a compartir y colaborar, crean comunidades y se organizan de una forma que difícilmente podía hacerse hace tan sólo cinco años. ¿Cómo podemos obviar estos cambios en la educación y formación de las nuevas generaciones?

¿Qué debemos cambiar?

No son pocos los factores a cambiar, empezando por conceptos base como la educación misma tal y como hoy la entendemos, de una forma estática y unilateral, pero hay en concreto tres elementos que necesaria y urgentemente necesitan ser revisados porque son la base de las relaciones y los currículums académicos.

* profesor: un profesor no puede continuar siendo esa persona que entra en el aula y toma asiento para controlar a los alumnos y dictarles notas inconexas o escribir en una pizarra plana y sin movimiento, no cuando la tecnología nos está llevando hacia un camino de dinamismo y participación en la que los estudiantes son los que toman el control de su propia formación y aprendizaje y lideran el camino hacia el éxito escolar.  El profesor debe ser un educador que facilite el camino, que proponga y muestre las herramientas que permitan a los estudiantes descubrir y aprender.

* el espacio educativo o aula: ¿cómo podemos seguir todavía pensando en espacios cerrados y aulas para educación cuando internet propone un mundo abierto al mundo y la otredad? Disponemos de toda una serie de gadgets y herramientas que animan a los estudiantes a crear, compartir y debatir. El espacio educativo puede ser la calle, tu habitación, una discusión en la cafetería o Facebook, porque la educación no debe por maś tiempo estar encerrada en un edificio por más puertas y ventanas que tenga, debe estar donde el estudiante está, con sus conexiones, intereses y compañeros, donde está su comunidad. No en vano, la forma de relacionarnos ha cambiado significativamente gracias a la Web 2.0 y los Medios Sociales, y los primeros en subirse a ese tren han sido los jóvenes, porque ellos son los artífices de los cambios culturales y sociales.

* metodología: una metodología implica demasiadas barreras, al menos como hoy en día tal y como la entendemos. Sólo deberíamos pensar en metodologías cuando hablamos de procesos abiertos y preparados para cambiar y evolucionar. No debemos tratar de hacer que los estudiantes se ajusten a las metodologías, sino las metodologías a los estudiantes…

La Web 2.0 y los Social Media han demostrado que la gente tiene poder para cambiar las estructuras y sin duda, son una forma rápida y directa de conectar con  los demás para llevar a cabo el cambio, así  que a qué esperamos para realizar los cambios necesarios en educación con todos los medios técnicos y humanos de que disponemos?  ¿Estás listo para la revolución educativa?

Artículos Relacionados y Recomendados:

Educación y creatividad

Web 2.0 y Educación

Estudiantes 2.0

Cómo usar Moodle

¿Qué es el aprendizaje colaborativo?

Educación y colaboración: un juego a cuatro

Enjoy this article? Why not subscribe to the full RSS feed ?

Si quieres postear este artículo en tu blog o website, contacta primero a la autora para evitar conflictos con el copyright.

This entry was posted in Educación and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>